¿Cómo afectará la conducción autónoma al precio de los seguros?

¿Cómo afectará la conducción autónoma al precio de los seguros?

Tesla confía en tener listo la conducción autónoma completa para finales de año y esto supone un importante reto tanto para la industria del motor como para la aseguradoras.

Es crucial tener en cuenta que cualquier responsabilidad del piloto automático y en todas las funciones de asistencia al conductor recaen en el conductor ya que está obligado a tener la manos en el volante, además Tesla no asume ninguna responsabilidad con la iteración actual del piloto automático.

Esto es importante porque el Piloto Automático ha demostrado ser más seguro que un conductor humano según las estadísticas que tenemos: Solo ocurre un accidente con el Piloto Automático conectado aproximadamente cada 4 millones de kilómetros, a diferencia de los coches que son conducidos manualmente, que tienen un accidente cada 600,000 kilómetros. La capacidad de Tesla para aplicar y mejorar esa cifra con Full Self-Driving depende enteramente de la implementación de la misma por parte de la compañía, ya que la conducción en ciudad será mucho más compleja que la conducción en autopista.

No obstante, Tesla insiste en que está a la altura del reto con las actualizaciones de software previstas para finales de este año, que permitirán que Tesla, equipada con el hardware más avanzado del FSD, reconozca las señales de stop y los semáforos.

Las aseguradoras están empezando a reconocer el aumento de las estadísticas de seguridad al incluir un descuento de «tecnología inteligente» o al incluirlas en las tarifas de los propietarios de Tesla. Todos los Tesla nuevos que se venden hoy en día vienen con detección de colisiones como estándar, por lo que todos ellos deberían calificar para posibles descuentos.

Probablemente los únicos problemas que pueden surgir en la transición a la autoconducción completa es si Tesla tiene demasiada confianza en sí mismo y despliega funciones que no son absolutamente perfectas. La empresa está utilizando el aprendizaje de máquinas para recopilar información sobre la forma en que los propietarios de Tesla conducen hoy en día para apoyar el despliegue de su futura autonomía. Sin embargo, una fatalidad o accidente causado por un Tesla operando en plena autonomía podría causar que los reguladores se involucren en una industria que es en gran medida incierta y por lo tanto no regulada, lo que podría significar mayores tasas y exclusiones en el futuro. Incluso Navigate on Autopilot, que está disponible hoy en día y permite a un Tesla cambiar automáticamente de carril para llegar a una salida de autopista, no ha sido citado como una tecnología perfecta.

En última instancia, las aseguradoras sólo cubren la responsabilidad personal del conductor. Cuando el conductor es capaz de relegar el control completo a un sistema autónomo y ya no es necesaria la supervisión del conductor (lo que puede tardar varios años en el futuro a pesar de las afirmaciones de la empresa), los fabricantes de automóviles serán responsables de sus vehículos y de cualquier colisión que se produzca.

calopez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *